Discípulos del patrimonio Intangible en el distrito de las artes

Dirección del Proyecto: Lic. María Luz Durán

Conferencia final – Usina de las Artes

Conclusiones del proyecto
«Discípulos del Patrimonio Intangible en el Distrito de las Artes»

El proyecto aprobado por el régimen de promoción a la cultura mecenazgo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y declarado de Interés Cultural por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, titulado “Discípulos del patrimonio intangible en el Distrito de las Artes”, pretendió ser un esfuerzo por salvaguardar las expresiones culturales que se desarrollan en los barrios de La Boca, Barracas y San Telmo, para lo cual se pensó y planificó como estrategia capacitar y formar discípulos. Cinco artistas seleccionados para esta primera instancia del proyecto, Alicia Díaz Rinaldi, Marino Santa María, Marcelo Toledo, Carlo Pelella y Mariana Capurro, seleccionaron discípulos y les brindaron una enseñanza especial, transmitiéndoles experiencias, conocimientos y técnicas que hacen a su formación y trayectoria como artistas. Estas actividades cobraron forma a través de 6 encuentros mensuales y una exposición final para mostrar al público interesado las producciones de los discípulos, que se realizó en el Espacio Lezama Arte, con la curaduría de Oscar Schamne. También se realizó la conferencia final, donde se abordó el tema cultura y desarrollo.

El proyecto tuvo como ejes principales:

  • Asegurar el conocimiento a las generaciones futuras
  • Ampliar la diversidad cultural, colaborando con generar mayores posibilidades de elección de las personas; contrarrestando el efecto de homogenización de la cultura. La diversidad cultural es tan importante para las personas como la diversidad biológica para los seres vivos.
  • Fomentar la creatividad contemporánea.
  • Asegurar el justo equilibrio entre los intereses de los autores y del público por acceder al conocimiento y la información.
  • Desarrollando acciones de salvaguardia del patrimonio cultural intangible de la ciudad de Buenos Aires, a través de la transmisión oral de conocimientos.
  • Se definió que es un discípulo: Un discípulo no es un alumno de curso, no es un ayudante, no es un aprendiz. Un discípulo es casi un maestro que lleva la impronta del mismo, que conoce todas sus habilidades, el relato de sus experiencias y a quien le devela todos sus secretos.
  • No todos los maestros del arte ejercen la docencia y no todos muestran sus talleres abiertamente. Por eso desde el proyecto “Discípulos del Patrimonio Intangible”, creemos que hacemos un gran aporte a la preservación del arte contemporáneo generando una masa crítica de conocimiento que se replica y se transmite.

De los 26 discípulos participantes, que expusieron obra, algunos llegarán a ser maestros, otros ejercerán el oficio que se les transmitió desarrollando trabajo para si y su entorno y otros despertaran a otras artes y conocimientos, tal vez aplicado a alguna industria creativa.
Por eso la evaluación que hoy hacemos de los resultados y que surge de las encuestas realizadas, las opiniones de los maestros y las opiniones de los discípulos que se encuentran publicadas en este blog, son más positivas que las proyectadas.

Agradecemos al mecenas por elegirnos, a la Usina del Arte por ofrecer la sala de cámara de la misma para realizar la conferencia final, al Espacio Lezama Arte y al Distrito de las Artes por apoyar el proyecto presentado.

Esperamos las conclusiones del público en general por lo que queda habilitado el espacio de encuesta.

Lic. María Luz Durán
Dirección y autoría del proyecto

534total visits,1visits today